Situaciones inexplicables en Villanueva del Rio y Minas

En este pueblo de la sierra de Sevilla, han pasado cosas muy atrayentes e inquietantes. Algunos de sus vecinos cuentan que en las inmediaciones de una zona apartada del pueblo han surgido hechos de difícil explicación.

La zona en sí, en la que han ocurrido estos hechos se llama “Las Canteras”. Las Canteras es una zona alejada del pueblo a las afueras del mismo, con una densa concentración boscosa a ambos lados de la carretera, su fauna es muy vario pinta, desde conejos, libre, víboras, ciervos, jabalíes, zorros entre otros animales salvajes, las viviendas más cercanas sientan a kilómetros.

Es una zona muy transitada de día por trabajadores, ya que hay varias graveras en las que constantemente entran y salen vehículos de gran tonelaje.

La gente suele ir a este bosque a pasar un día de campo, años atrás se podía acampar. Muchas son las personas y trabajadores,  que han relatado sucesos anormales. Luces que no se podía inquirir su fuente,  objetos en el cielo que no eran aviones, accidentes en las graveras muy peligrosos y que inexplicablemente no ha transcendido a mayores, sensación que alguien te observa…

Existe una leyenda en este sumido boscaje de alcornoques, eucalipto, pinos y encinares que ha pasado de padres a hijos. Por dicho sombrío paraje existen varias cuevas situada en el cerro de la Encarnación, el cual en su interior está hueco. Una de sus cuevas cuenta la leyenda que todo aquel que entra con una luz se le apaga,  si el objeto de lumbre es una vela, su fugaz luz se extingue, si utilizaban una linterna esta dejaba de funcionar.  Un trabajador del teleférico, Guarda de la zona, quiso hincar en la tierra una barrena de metro y medio para poder atar al perro y que no se escapara, la barrena se quedó clavada en la tierra para gran  esplendor del guarda, y segundos más tarde el cerro como por arte de magia se la trago y se esfumó en su interior.

Los ufólogos dicen que esta zona de Sevilla, es donde más movimiento ufológico han podido observar.