Cuidados postoperatorios después de la cirugía de vesícula

Toda intervención requiere de unos cuidados postoperatorios que deben llevarse el pie de la letra para lograr una recuperación de lo más eficaz y exitosa posible, y la cirugía de vesícula es una de las intervenciones que requiere de unos cuidados específicos y concretos que no deben pasarse por alto. El médico cirujano que realice la intervención debe darnos unas pautas y recomendaciones a seguir durante los días posteriores a la intervención.

Los cuarenta días posteriores después de la intervención deben evitarse todo tipo de comidas picantes, con excesiva grasa y que puedan llegar a producir la irritación del paciente. Hay que cuidar de forma muy cuidadosa la dieta ingiriendo únicamente aquellos alimentos suaves, saludables que no puedan ocasionar ningún daño al paciente. Las verduras y la fruta ayudarán al paciente a ingerir alimentos beneficiosos para su recuperación.

También es aconsejable no realizar movimientos bruscos así como tampoco agacharse muy rápido o coger objetos pesados de cualquier tipo, y ser especialmente cuidadosos con la ingesta de lácteos. Pasados los cuarenta días el paciente ira recuperándose de forma gradual y satisfactoria para poder volver a desempeñar nuevamente las actividades rutinarias del día a día. Los primeros días han de ser de reposo ligero, para después ir aumentado el número de tareas a realizar. Y es que no deben realizarse todas las tareas de golpe, habrá que comenzar poco a poco.

Como es lógico está prohibida la ingesta de bebidas alcohólicas durante todo el proceso de recuperación, así como todo tipo de fármacos que no hayan sido recetados por el médico cirujano que nos esté tratando. Otro de los puntos muy a tener en cuenta es la ingesta de agua, debiendo ser un mínimo de dos litros de agua diarios para de este modo lograr eliminar todo tipo de toxinas. Se aconseja no conducir durante el proceso de recuperación, ni utilizar maquinaria pesada de ningún tipo.

2013-04-26 18 53 44

Deja un comentario