El primer paso para saber cómo salir del registro de morosos es saber si estás en ella

morososQuien ha tenido alguna deuda pendiente en el pasado y necesita pedir un determinado crédito o préstamo puede verse en la necesidad de salir de registro de morosos y en la incertidumbre de no saber cómo hacerlo.

Sin olvidar que hay casos donde se introducen a personas en el fichero de morosos, simplemente por error. Sin duda la pregunta más usual respecto a la cuestión que más preocupa hoy en día a las personas que se han visto obligadas a dejar algún impago es…. ¿Cómo salir del registro de morosos? Una pregunta que suele buscarse repetidamente en los buscadores más populares de la red.

La mayoría de personas desconocen que figuran en alguna lista de morosos y casi siempre suelen descubrirlo por casualidad. Algo que naturalmente despierta gran malestar. Caso que puede pasar a cualquier persona que haya tenido un simple recibo sin pagar. No obstante existe una ley, Ley Orgánica 5/1992, que establece que cuando se incluye a una persona en la lista de morosos se debe avisar al afectado con 30 días de antelación. Plazo suficiente para  poder realizar las tramitaciones pertinentes para una rectificación o cancelación.

En la práctica, normalmente la notificación no llega al interesado y es tarde ya, para realizar cualquier trámite que le ayude a salir del  registro de morosos.

Si has leído este artículo seguramente quieras saber cómo averiguar si tu nombre figura en la lista de morosos. Simplemente tienes que ponerte en contacto ya sea de  forma tradicional o a través de su página web, con la organización o entidad del registro de impagos como puede ser ASNEF o RAI, uno de los registros más utilizados por las empresas.

Una recomendación, es que consultes regularmente si estás incluido en dicha lista, ya que puede conllevarte a la dificultad de contratar nuevos préstamos, nuevas líneas telefónicas, contratos de luz, gas… etc.  Sin olvidar que salir del registro puede ser más fácil de lo que se piensa, simplemente saldando la deuda pendiente.